MEDICACIONES

Tras conseguir descifrar el código abren la puerta a la siguiente sala. Ya queda poco para llegar a la zona de los computadores. Esta vez estás en una habitación que se usa como depósito para guardar todos los productos y materiales que se descartan en las pruebas.

La puerta vuelve a estar bloqueada, ¿cómo no?, el protocolo de seguridad ha funcionado a las mil maravillas. Se dedican a revisar los diferentes productos y objetos de la sala descartados y se topan con un cartel roto que llama tu atención. Eso claramente no estaba allí la última vez que pasaron.

En el cartel hay pegada una foto antigua de un hombre. En el pie de foto pone 'Samuel Finley' y en el reverso se menciona lo importante que es en la ciencia fijarse bien en los colores.

Validar