EL CAMINO DE LOS ELEMENTOS

Tras abrir la siguiente puerta, sabes que solo te separa una habitación de la sala de computadores. Se animan pensando que en pocos instantes podrán mandar sus descubrimientos a sus compañeros en China y conseguir así crear la vacuna para el virus.

Revisan el material de la habitación y se alegran al ver la típica tabla periódica colgada de la pared, ya que la química siempre fue su asignatura favorita. Eso sí, sus compañeros no deben tenerle mucho respeto ya que los folletos de comida a domicilio no te dejan verla completa. Tendrán que atenerse a su memoria... o quizás de los conocimientos de sus compañeros en China.

Validar